Comenzamos el 2020 al volante de la nueva Range Rover Evoque, donde les deseo a cada uno de ustedes un año lleno de mucha salud y bienestar para sus familias.

El Evoque es un SUV bastante original, es pequeño y deportivo y uno de los pocos vehículos de esta gama que estaba disponible como un convertible de dos puertas, dos estilos de carrocería prácticamente desconocidos para esta clase de vehículos.

Para el rediseñado 2020 Evoque, Land Rover comienza su segunda generación con un diseño exterior e interior muy elegante con una combinación atractiva de conducción suave en carretera y manejo deportivo.

En el interior, el Evoque presenta una nueva pantalla opcional de información y entretenimiento de doble pantalla que utiliza la misma configuración que su hermano mayor, el Velar. Las superficies interiores son de mayor calidad y la cabina ha crecido gracias a un pequeño aumento en la distancia entre ejes y las dimensiones del vehículo. La principal diferencia que notará es el espacio adicional para las piernas en el asiento trasero. A mi gusto personal el techo caído en la parte trasera sigue siendo un poco incomodo, significa que tienes que agacharte para entrar y salir. La configuración de (Touch Pro Duo) es un poco complicada de aprender y puede distraer su uso.

El Land Rover Range Rover Evoque 2020, es un SUV de lujo subcompacto disponible en seis niveles de equipamiento: S, SE, Primera edición, R-Dynamic S, R-Dynamic SE y R-Dynamic HSE. El S y  SE vienen bastante bien equipados, y las versiones R-Dynamic agregan un estilo exterior más deportivo y un motor más potente. Si quieres un Evoque completamente cargado, mira la Primera Edición o el R-Dynamic HSE.

Los modelos S, SE y First Edition vienen con un motor turboalimentado de cuatro cilindros y 2.0 litros que genera 246 caballos de fuerza y ​​269 lb-pie de torque. Los niveles de equipamiento R-Dynamic tienen el mismo motor emparejado con un sistema híbrido suave de 48 voltios que aumenta la potencia de salida a 296 caballos de fuerza y 295 lb-ft de torque. Ambos motores están conectados a una transmisión automática de nueve velocidades y tracción total. Su ahorro de combustible aproximado es de 21 mpg en la ciudad y 26 mpg en carretera, una combinación de 23 en total.

El equipamiento exterior estándar en el nivel de equipamiento S base incluye rines de 18 pulgadas, limpiaparabrisas automáticos, espejos térmicos plegables eléctricos, encendido sin llave, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, espejos exteriores con atenuación automática y una cámara retrovisora ​​con guía de enganche de remolque. En el interior, encontrarás asientos delanteros con ajuste eléctrico, tapicería de cuero, un asiento trasero dividido 40/20/40, un espejo retrovisor con atenuación automática, control de clima de doble zona, una pantalla táctil de 10 pulgadas, Apple CarPlay y Android Auto compatibilidad, un sistema de navegación, un punto de acceso Wi-Fi y un sistema de audio de seis altavoces con un puerto USB.

 

Como pueden ver es muy completa para ser el modelo básico, la diferencia con el vehículo que probé el  R-Dynamic HSE,  tiene un equipo similar al base pero agrega un sistema de puerta trasera sin llave y asientos delanteros eléctricos ajustables mejorados. Otras opciones notables incluyen una suspensión adaptativa, ruedas de 21 pulgadas, asientos delanteros ventilados y tapicería de cuero extendida. Adicionalmente faros de xenón, luces de circulación diurna LED, luces altas automáticas, una compuerta levadiza manos libres, entrada sin llave, ajustes de memoria para los asientos delanteros, una cámara de estacionamiento con vista envolvente (que incluye la vista frontal orientada al suelo cámara para lo que está debajo de las ruedas delanteras), una función de estacionamiento automático y la configuración de infoentretenimiento Touch Pro Duo con dos pantallas táctiles de 10 pulgadas.

Su valor en el mercado comienza en los $42,650 en modelo que probé, el R-Dyn HSE llega a los $67,190.