He probado muchas camionetas en la industria, pero manejar la nueva Raptor me ha dejado impresionado,  es como estar al volante del poderoso Ford Mustang pero en una Pick-up todo terreno y con una aceleración y un sonido de motor enormemente entretenido.

La Raptor es diferente a cualquier camioneta de producción en el camino. Ford ajustó el molde de la ya conocida  F-150 pero con un equipo mucho más avanzado y amplió, y su mayor característica que la hace única y diferente con su cuerpo de aluminio. Un V-6 de doble turbo con 450 caballos de fuerza es parte de lo que ofrece debajo de su capó. Una transmisión automática de 10 velocidades con cambio de paletas detrás del volante y su sofisticado tren motriz elevará el Raptor a cumplir con un tiempo de 5.1 segundos de Cero a 60 mph. Sus dimensiones de gran tamaño hacen que los espacios reducidos sean traicioneros, pero una sorprendente suspensión y una cómoda cabina significan que ningún territorio es indomable y que ningún viaje es incómodo. En comparación con las otras camionetas del mercado convencionales, el Raptor está en otro nivel, proporcionando diversión adrenalina como ninguna otra. Esta camioneta puede ser demasiado camión para la mayoría de las personas por su poder, ya puede remolcar hasta 8000 libras y transportar hasta 1200 libras en su cama. El ahorro de combustible aproximado es de 16 mpg equivalentes a 15 mpg en la ciudad y 18 en carretera.

Para este año no hay mucho cambio, excepto su nueva suspensión que fue mejorada, los nuevos amortiguadores adaptativos (Fox Racing), son estándar y se ajustan automáticamente en tiempo real a medida que cambian las condiciones de manejo. El Raptor también gana un control de crucero de baja velocidad llamado (Trail Control), que facilita la escalada de terrenos rocosos y otros obstáculos fuera de la carretera para el conductor. El resto de las actualizaciones incluyen nuevos colores de pintura, una nueva cabina SuperCrew.

Su Interior me gusto mucho y me pareció muy amplio para 5 pasajeros a pesar de ser muy simple para mí,  la cabina es cómoda y relajada con opciones deseables y versátiles. Los asientos delanteros ofrecen calefacción y refrigeración, las superficies de los asientos son de cuero y las opciones de color únicas pueden agregar un toque de lujo.

El sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil del Raptor, llamado Sync 3, es robusto y fácil de usar. Si bien es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. La cama de carga de 5.5 pies del Raptor es tan útil como la de sus rivales de cama corta, y su almacenamiento interior de cubículos es el mejor entre sus rivales. Aquellos que necesiten una cama más larga que sea más fácil de cargar deberían considerar el F-150 regular.

Otro tema muy importante y que no dejo de mencionar en mis pruebas, son las funciones de seguridad y asistencia al conductor. El Raptor hace todo lo posible para evitar la extinción de pasajeros con excelentes calificaciones de prueba de choque. Mientras que los rivales tienen opciones similares para la seguridad activa, las camionetas de tamaño completo de Ford ofrecen varias tecnologías de asistencia al conductor.

Las características clave de seguridad incluyen:

Advertencia estándar de colisión frontal y frenado de emergencia automatizada, Advertencia de salida de carril disponible y asistencia de mantenimiento de carril, Monitor de punto ciego disponible y alerta de tráfico cruzado trasero.

Su valor en el mercado comienza en los $52,855 y puede llegar a los $74,955 como fue mi modelo de prueba. Es un vehículo de alto valor para muchas personas, pero no hay que olvidar que es la única camioneta fabricada en aluminio dándole un sello único.