Las discusiones han abierto un camino hacia la creación de un nuevo grupo de escala global y recursos que son propiedad de los accionistas de PSA en un 50% y por los de FCA en un 50%. En un entorno de continuos cambios, con nuevos retos en cuanto a conexión, electrificación, movilidad autónoma y compartida, la entidad compartida aprovecharía su fuerte presencia global en Investigación y Desarrollo para fomentar la innovación y enfrentar estos nuevos desafíos con rapidez y eficiencia de capital.

  • La combinación crearía el cuarto Grupo Automotriz más grande a nivel mundial en términos de ventas unitarias anuales (8.7 millones de vehículos)
  • Desde el inicio, la compañía combinada tendría los más altos márgenes en los mercados donde operaría, basado en la fortaleza de FCA en Norteamérica y en Latinoamérica, y Grupo PSA en Europa
  • La combinación unirá las fortalezas de las respectivas marcas en los automóviles en los segmentos de lujo, Premium, de volumen, SUV´s, pickups y vehículos comerciales haciéndolos más fuertes
  • La entidad fusionada reuniría las amplias y crecientes capacidades de las compañías en tecnologías que forman una nueva era de movilidad sustentable, incluyendo la electrificación del tren motriz, conducción autónoma y conectividad digital
  • Aproximadamente tres mil setecientos millones de euros en sinergias anuales sin el cierre de plantas como resultado de esta transacción
  • El equipo de administración es altamente respetado, reconocido por la creación de valor excepcional y con éxitos probados en previas combinaciones de Grupos Automotrices
  • La Compañia Holandesa tendría una representación equilibrada y una mayoría de Directores independientes. John Elkann como Presidente y Carlos Tavares como CEO y miembro del Consejo