Manejar esta SUV tamaño familiar en su primera generación fue sin duda una de mis grandes experiencias en todos los aspectos, me costó mucho trabajo poder entender que todo lo tenía en un solo auto. La amplitud y el lujo en su interior con unos acabados de alta calidad y el dominio de su motor me sentí que tenía tres autos en uno, el deportivo, el familiar y la limosina de lujo.

No importa cuántos amigos, familiares, mascotas o cajas cargara, la 2020 X7 M50i pasó por desapercibido todo esto gracias a su V8 con 456 caballos de fuerza y ​​479 lb-pie de torque, garantizándome en todo momento una aceleración formidable y sin ningún esfuerzo.

Existen tres versiones de BMW X7 disponibles para 2020: el xDrive40i, xDrive50i y M50i. Aunque el término «xDrive» se refiere específicamente a la presencia de tracción total, de hecho es estándar en todos los modelos.

El (xDrive40i) viene con un motor turboalimentado de seis cilindros en línea de 3.0 litros con 335 caballos de fuerza y ​​330 libras de torsión. BMW dice que logra llegar de 0 a 60 mph en 5.8 segundos. El ahorro estimado de combustible por la EPA es de 20 mpg en la ciudad, 25 mpg en carretera y 22 mpg combinado, lo que no está mal, teniendo en cuenta el tamaño y el rendimiento del X7.

El siguiente acabado, él (xDrive50i) tiene un V8 turboalimentado de 4.4 litros que produce 456 caballos de fuerza y 479 libras de torsión, lo que es un aumento sustancial. Sin embargo, su tiempo estimado de 0-60 es solo un poco más rápido con 5.2 segundos. Las estimaciones del ahorro del combustible por la EPA es considerablemente peor con 15 mpg en ciudad, 21 mpg en carretera y 17 mpg combinados.

Por último y el modelo escogido para mi prueba de manejo, fue el nuevo X7 M50i ofrece un motor V8  de 4.4 litros, pero está ajustado para producir 523 caballos de fuerza y 553 libras de torsión. Su tiempo de 0-60 cae de manera terminante a 4.5 segundos, es sin duda un tanque de guerra.

Las características estándar incluyen ruedas de 21 pulgadas, una suspensión neumática autonivelante, sensores de estacionamiento, faros LED adaptables, espejos plegables eléctricos, entrada de proximidad y arranque con botón, techo solar panorámico, control de clima de cuatro zonas, una dirección con ajuste eléctrico rueda, asientos delanteros con calefacción, tapicería de vinilo premium Sensatec, dos puertos USB, carga inalámbrica de teléfonos inteligentes, una prueba de tres meses de Wi-Fi 3G en el automóvil, una suscripción de prueba de un año a Apple CarPlay, una pantalla táctil de 12.3 pulgadas, y un sistema de sonido de 10 bocinas con HD y radios satelitales. La agarradera de cambios es en cristal reflejanso la X en el fondo y dándole un toque de lujo sorprendente.

El equipamiento de seguridad es un conjunto de tecnología llamado «prevención de accidentes de Active Assistant» que incluye advertencia de colisión frontal con detección de peatones durante el día y frenado automático de emergencia a baja velocidad, advertencia de salida de carril, advertencia de punto ciego y advertencia de tráfico cruzado trasero. El paquete (Driving Assistance) estándar en xDrive50i y M50i, opcional en el xDrive40i) agrega control de crucero adaptativo con asistencia de dirección y capacidad de parada y marcha, frenado automático de emergencia de mayor velocidad y asistencia de dirección evasiva. BMW también incluye servicios de comunicaciones de emergencia como estándar.

En su interior, nos quedaríamos hablando todo el día, pero en pocas palabras tiene una capacidad para 7 personas con sus asientos estilo capitán, las sillas traseras ofrecen ajustes eléctrico independientes y un control general en la parte de carga para mayor comodidad. La pantalla digital es de 12.5 pulgadas y se puede aumentar el volumen o bajarlo sin tocar la misma, funciona a distancia moviendo el dedo en circulo hacia la dirección que deseo manejar. Es algo sorprendente y muy tecnológico que no necesitamos ni tocar la pantalla.

Su valor en el mercado comienza en los $$ 74,895 y llega a los $113,845 como fue el modelo de prueba.