Cada día más las fabricas nos sorprenden con sus nuevos modelos y líneas exteriores enfocados en grandes análisis y estudios de mercado que concluyen en encontrar cual es la mayor tendencia en ventas.

Para dar un ejemplo, el Toyota C-HR ilustra un hecho de la comercialización moderna de automóviles:  En la cual la gente no quiere hatchbacks, pero sí quieren SUV crossover. Entonces, ¿qué ocurre si construyes un hatchback y lo llamas un SUV crossover? Toyota está a punto de descubrirlo. El C-HR tiene muchos de los atributos de un crossover, que incluye un estilo agresivo y una altura de conducción más alta que un automóvil. Pero le falta un elemento clave: no ofrece tracción a las cuatro ruedas, lo que significa que se pierde en la capacidad para todo tipo de clima, que es una de las ventajas clave del SUV.

Pero para aquellos que no necesitan el poder de las 4 ruedas, en este pequeño crossover de tracción delantera  encontrará muchas cosas que le gustará. El principal de sus encantos es su línea exterior, manejo deportivo y una larga lista de equipos de seguridad estándar. Todo esto desmiente la intención original de Toyota de vender el C-HR como un Scion. Hay que aclarar que el C-HR todavía estaba en proceso de ensamble  cuando Toyota decidió cerrar su marca orientada a los jóvenes.

Este nuevo juguete de la compañía Toyota, se ofrece en dos líneas diferentes la XLE y XLE Premium. La lista de equipos estándar del XLE es larga e incluye una cámara de vista trasera (muy necesaria, dada la limitada visibilidad hacia el exterior) y controles climáticos de doble zona, junto con un completo conjunto de características de seguridad que incluye advertencia de colisión frontal con frenado automático, advertencia de abandono del carril e intervención, y control de crucero adaptativo. Para el modelo  XLE Premium se agrega encendido sin llave, asientos delanteros con calefacción y algunas otras ventajas y desventajas.

El C-HR está propulsado por un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros de 144 caballos de fuerza, con una transmisión automática continuamente variable (CVT) y tracción delantera como mencionamos anteriormente. La economía de combustible combinada por la EPA es de 29 mpg, 27 mpg en la ciudad y 31 mpg en carretera.

La cabina del C-HR tiene un estilo que combina con su exterior.  El espacio interior es generoso, pero un poco apretado para las piernas, especialmente en el asiento trasero.

No puedo terminar sin mencionar algo que me sorprende, pero este modelo no ofrecen navegación, radio satelital y Apple CarPlay / Android Auto.

Su valor en el mercado comienza en los $22,500