Nuevamente Kia saca la bola del estadio y esta vez con su nuevo juguete el Stinger, la cual representa un avance significativo para el fabricante Sur Coreano. Este vehículo supera mis expectativas de lo que esperaba en mi prueba de manejo y me atrevo a decir, que es una de mis mejores experiencias gracias a la combinación de su agresivo diseño, su interior refinado y su gran poder.

Ya sea por su valor o por apariencia, el Kia’s Stinger desafía de forma impresionante a vehículos similares y de marcas de lujo. Sin embargo, todavía habrá compradores tradicionales de Audi, BMW y Mercedes-Benz, que no se molestarán en ver el Stinger porque carece de suficiente prestigio. Pero esa, es su gran perdida. El Stinger, no solo es bueno para ser un Kia, sino que es bueno en comparación con cualquier otro valor que esté muy por encima de su precio.

Cabe destacar que el 2018 Kia Stinger ha llegado a ser uno de los mejores AWD Sedans de la industria y uno de los mejores sedanes deportivos para este año.

El Kia Stinger es un sedán de cuatro puertas con una compuerta de tipo fastback que está disponible en cinco niveles de equipamiento. El base de tracción trasera, está propulsada por un motor turboalimentado de 2.0 litros y cuatro cilindros (255 caballos de fuerza, 260 libras de torsión) y está acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades. La tracción total está disponible en todos los modelos como una opción.

Las características estándar para este modelo incluyen llantas de 18 pulgadas, faros automáticos, luces LED, espejos térmicos y plegables, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, entrada y encendido sin llave, modos de manejo seleccionables, control de crucero, control de clima automático de doble zona , tapicería de cuero, asientos delanteros con calefacción y ajustables eléctricamente, asientos traseros plegables divididos en 60/40, espejo retrovisor con atenuación automática, cámara de vista trasera, pantalla táctil de 7 pulgadas, tres puertos USB, Bluetooth, Apple CarPlay-Android Auto, y un sistema de audio de seis bocinas con radio satelital. Los modelos de tracción total también incluyen un volante con calefacción.

El acabado Premium incorpora faros LED, techo solar, volante ajustable eléctricamente, pantalla de información del conductor más grande, abre puertas universal para garaje, funciones de memoria del conductor, pantalla táctil de 8 pulgadas y sistema de audio Harman Kardon de 15 bocinas.

El  Stinger GT, aplica un motor V6 turbo de 3.3 litros (365 caballos de fuerza y 376 libras de torsión). El contenido característico es similar al modelo Base, pero se actualiza a ruedas de 19 pulgadas, frenos Brembo, amortiguadores de suspensión adaptativos, un sistema de control de dirección variables, algunos adornos exteriores, pedales de aluminio, un volante de fondo plano y un sistema de audio de nueve altavoces. Su ahorro de combustible aproximado es de 21 mpg combinado, 19 mpg en la ciudad y 25 mpg en carretera.

Pasamos a los ajustes GT1 y GT2 que agregan características Premium, tales como espejos exteriores con atenuación automática,  una tapa de maletero manos libres, tapicería de cuero premium y asientos delanteros mejorados con ventilación. No pouedo dejar por fuera las características avanzadas de seguridad  como advertencia de colisión frontal con frenado de emergencia automático, advertencia e intervención de salida de carril, un monitor de atención del conductor, luces altas automáticas y monitoreo de punto ciego con alerta trasera de tráfico cruzado.

Por último quiero mencionar que su aceleración y su empuje fue lo que más me impresiono, todo gracias a su V6 twin-turbo, he Incluso con el auto lleno de gente sigue siendo rápido.

Su valor en el mercado comienza en los $31,900 y puede llegar a los $50,100 como mi modelo de prueba el GT2.